Café, más que una bebida una tradición.

La Historia del Café cuenta que su origen está en Abisinia (actual Etiopía), al Noreste de África. Donde un pastor, se sorprendió al observar a su rebaño más enérgico tras probar unas bayas rojas en el monte. Decidió probar los frutos él mismo, y al ver renovada su fuerza llevó una muestra al monasterio.

historia del café

Los monjes cocinaron los frutos y probaron la bebida, pero notaron un desagradable sabor. Esto les llevó a arrojarlo todo al fuego.

Cuando los frutos fueron tostándose en el fuego, iban desprendiendo un atrayente aroma. Rápidamente, los monjes sacaron los frutos tostados del fuego y los pusieron en una taza de agua caliente. Así dieron lugar a la primera taza de café.

Pero fue ya a principios del siglo XVII, cuando esta deliciosa bebida se empezó a popularizar en Europa. Años más tarde se haría famosa por todo el mundo. Su sabor exquisito y todas las propiedades curativas del café que se fueron descubriendo, contribuyeron a ello a lo largo de los años. Fue un médico veneciano quién introdujo el café en Europa.

Venecia, ciudad pionera en introducir el café

Venecia fue la primera ciudad europea en apreciarlo, y en contar con lugares públicos donde poder degustar de un buen café. Muy pronto, se empezarían a multiplicar las casas de Café por toda la ciudad, y a hacerse popular entre los habitantes de la misma.

Hoy en día, aún se puede degustar de una deliciosa taza de café en la casa más antigua, Cafè Florian, que se encuentra ubicada en la actualidad en la famosa Plaza de San Marcos.

En Italia, el Café se convirtió rápidamente en una bien preciado entre los aristócratas, que se ofrecía de regalo como símbolo de amor y de amistad.

La Historia del Café continua, por que sus sabores cada vez son más variados, por que cada vez más se le atribuyen propiedades beneficiosas para la salud, y por que indudablemente se ha convertido en una bebida imprescindible en todas nuestras reuniones.

La Historia del Café hoy en día

En la actualidad, la Historia del Café sigue sumando acontecimientos, y es que esta bebida se ha convertido en todo un símbolo de las reuniones sociales, la cultura cafetera se ha expandido a todos los lugares del mundo, sus variados sabores y texturas son el deseo de muchos, las formas de preparación del café y los hábitos de consumo siguen evolucionando y adaptándose a los nuevos tiempos.

Asimismo, se han creado establecimientos dedicados en exclusiva a ofrecer productos relacionados con este apasionante mundo, su cultura, su arte y sus deliciosas variedades, enriqueciendo más aún la Historia del Café.